En este momento estás viendo Jimmy Butler

Jimmy Butler

Cuando un chico tiene unos 12 años se dice que está empezando a entrar en la famosa adolescencia, y es en este momento cuando aparecen las primeras inquietudes: problemas con los amigos, con una hija en clase, las primeras discusiones con sus padres… Y esta situación la vive el 99% de las personas en algún momento de su vida. Pero ese 1% restante está experimentando algo totalmente diferente. Y es en ese 1% donde encontramos a Jimmy Butler.

Cuando era pequeño, su padre se fue de casa y lo abandonó a él y a su madre. Cuando tenía 13 años, su madre lo echó de casa y tuvo que valerse por sí mismo. Después de eso, fue yendo por las casas de sus amigos hasta el verano antes de comenzar su última clase en el Instituto, y luego de refugiarse en el baloncesto para superar estas adversidades, un niño 2 años menor que él llamado Jordan Leslie lo notó. Un día se le acercó y lo retó a un concurso de triples. Jimmy Butler, asombrado por el valor del niño, decidió aceptarlo. Después del concurso, se hicieron amigos y Jimmy encontró un lugar para dormir. Casi al instante encontró una familia que lo acogió sin importar las circunstancias, ya que era una familia con 7 hijos.

Luego de eso, Jimmy Butler mejoró en el baloncesto en su último año, promediando 20 puntos y 9 rebotes a una mejor universidad.

Tras un muy buen primer año, empieza, como hace un año, a llamar la atención de otras universidades, consiguiendo una beca deportiva. Durante estos años estuvo a un gran nivel y en su última temporada dejó muy buenas impresiones en los ojeadores de la NBA.

En el momento del draft, los Chicago Bulls aparecían con el pick número 30 en el draft, tratando de asegurar una futura estrella que pasaría desapercibida. Si bien algunos dijeron que podría convertirse en un jugador de la NBA, la gran mayoría dudaba de él y creían que sería un fracaso.

Eventualmente, después de que muchos equipos tuvieron uno de los peores drafts de su historia y lo abandonaron, los Bulls apostaron por Jimmy y fue un éxito.

Al tener que demostrarle a la gente que estaba equivocada a lo largo de su vida, ha formado una personalidad que se ve en pocas estrellas de la NBA: nada cree en ello, trabajador cuando es necesario y pensando siempre en la victoria del equipo.

Se trata de Jimmy Butler, una estrella que sin hacer mucho ruido, se convierte cada año en mejor jugador, trabajando, y trabajando, y mejorando su juego, sus premios,… Ahora llega a un equipo en el que se ha integrado a la perfección y donde está muy contento, en Miami Heat.

Deja una respuesta